Dependiendo de la fuente del dolor, su tratamiento es diferente y se utilizan distintas formas para aliviarlo. En este artículo te vamos a explicar cuándo está recomendado aplicar hielo y cuándo calor localizado para calmar el dolor.

Todos hemos tenido alguna vez una lesión muscular, dolor de cabeza o de espalda, y en más de una ocasión nos hemos puesto hielo o calor para aliviarlo. Pero, ¿tienes claro cuándo es mejor aplicar cada uno? Si tienes dudas, toma nota de cómo calmar el dolor en cada caso.

Esguinces

Si te has torcido el tobillo o has sufrido un esguince, en este caso lo mejor es poner hielo. “Cualquier lesión que esté caliente e hinchada puede hincharse más con el calor”, explica Mark Conroy, profesor del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio. El frío ayudará a bajar la inflamación.

Tensión muscular

Para el dolor ocasionado por la rigidez y tensión muscular, lo más recomendable es aplicar calor. “El calor afloja los músculos y los tendones, y puede aliviar los síntomas persistentes relacionados con la rigidez”, afirma Conroy.

Dolor de cabeza

En este caso, para calmar el dolor de cabeza en primer lugar tienes que saber qué tipo de dolor de cabeza tienes. Los tensionales pueden tratarse con calor para relajar los músculos de cabeza y cuello, pero para otros tipos puede venir mejor aplicar frío.

Lectura recomendada :  ¿Es saludable cocinar en el microondas?

Dolor menstrual

Lo mejor para aliviar los dolores menstruales es el calor. Esto es debido a que están producidos por las contracciones del útero, y el calor ayuda a aflojar el músculo y mejorar el flujo sanguíneo.

Dolor de espalda

Si el dolor de espalda está relacionado con la rigidez muscular, el calor es lo más beneficioso, ya que permite relajar los músculos y evitar los espasmos. En cambio, cuando se produce dolor en la parte inferior de la espalda, es posible aliviarlo aplicando hielo.

Quemaduras solares

En caso de sufrir una quemadura solar, aplicar compresas frías ayuda a reducir el dolor y la hinchazón. Hay que evitar poner hielo directamente para no dañar la quemadura.

Dolor de garganta

dolor de garganta

Para aliviar el dolor de garganta, ambas soluciones funcionan. Puedes tomar una sopa o una bebida caliente, o comer un helado o beber algo muy frío: las dos opciones clamarán tus síntomas.

Picaduras de mosquitos y otros insectos

El dolor y el picor de las picaduras de mosquitos y otros insectos se puede calmar aplicando hielo. El frío reduce la inflamación de la picadura y alivia las ganas de rascarse.